Conversemos sobre la paz con Mabel

Conversación con Maritza Neila Wills, Ana Lilia Cortes y Arturo Morell

Bienvenidos al “Día Internacional de la Paz”. Me da mucho gusto celebrarlo compartiéndoles una Mesa virtual en la que hablamos de paz con la escritora colombiana exiliada Maritza Neila Willis y con Arturo Morell quien organiza obras de teatro en reclusorios mexicanos para fomentar la reinserción social de los internos y la consecuente prevención del delito.

Fue una conversación muy reveladora por la misión que comparto con mis dos invitados en la que coincidimos que hay más personas presas afuera de las prisiones que dentro de ellas. Creemos estar libres pero las ataduras que tenemos en nuestros pensamientos limitantes de odio y rencor en nuestro corazón no nos lo permiten. Además hablamos sobre la forma en que podemos atraer más paz a nuestras vidas, y como consecuencia hacer una diferencia en el planeta.

Maritza, quien reside en el exilio por una amenaza contra su vida y la de su familia, en lugar de vivir en el rencor luego que tres de sus familiares fueron asesinados en Colombia, fundó un taller literario para provocar un cambio a través de la escritura en el pensamiento incluso de hijos de prisioneros.

Arturo habló del significado de la libertad tras años de conocer de cerca varias cárceles mexicanas. Nos hizo reflexionar sobre el privilegio que es caminar libre por la calle, poder ir al nacimiento de un hijo o acompañar hasta su última morada a sus padres, mojarse con la lluvia y tener prendas de vestir con colores para elegir. Los internos de los lugares que visita sólo tienen un par de uniformes de color beige aunque sus condenas duren décadas.

¡Cuando lo escuché decir eso me di cuenta de lo agradecida que debía estar y prometí no volver a quejarme más de las maletas pesadas que cargo en cada uno de mis viajes! Sobre todo de la que tendré que preparar la semana próxima para mi tour de 2 meses por Europa e India.

Les comparto el video completo de nuestra charla aquí. Espero lo disfruten tanto como yo.

Related posts:

This entry was posted in Articulos de Paz. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *