Ho’oponopono – Paz y mujeres

Hace un tiempo que digo que la Paz va a venir de las mujeres.

¿Recuerdas mi historia en Maracaibo, Venezuela? Les dije a mis estudiantes árabes que quería que me dieran la oportunidad de hablar con mujeres árabes. Ellos me ayudaron, reunieron a un grupo de mujeres y luego me invitaron para que yo pudiera compartir mi mensaje.

La persona que organizó la reunión no les dijo que yo era judía. En ese momento solo me veían como alguien que pensaba como ellas y buscaba las mismas cosas. Ninguna sorpresa, todos somos una familia. Todos queremos Paz.

Les dije: “Si lo piensan bien, son nuestros hijos e hijas, las personas que más amamos, quienes están pagando el precio de nuestras guerras”. “Seguimos tocando nuestras memorias, seguimos peleando por nuestros ancestros y hacemos que nuestros hijos mueran por ellos”.

Los intelectos generan guerras. Los intelectos no saben cómo generar paz. El intelecto cree que sabe más, el intelecto continúa tocando las memorias de nuestros ancestros. La ira y el odio en el Medio Oriente no son entre nuestros hijos e hijas, sino entre nuestros intelectos y memorias que vuelven a tocar.

No podemos solucionar los problemas de las guerras en el Medio Oriente con el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los creamos.

En Israel descubrí que además de los numerosos grupos de judíos y palestinos que trabajan juntos en escuelas y a través del arte, etc., también se están formando muchos grupos de mujeres. Esto me llena de esperanza porque prueba, una vez más, que no hay diferencias y que al soltar nuestras memorias, creencias y juicios de valor, soltamos aquello que consideramos diferencias.

Permíteme compartir contigo una increíble historia. Batgal, una de nuestras asistentes y gran amiga en Israel, me envió un correo electrónico diciéndome que estaba en los Ángeles. ¿Tienes idea de cuán grande es Los Ángeles? Cuando leí su correo, pensé que seguramente estaría muy lejos y que no podríamos vernos. Pero me sorprendí cuando me entere de que se estaba alojando en el pueblo donde yo vivo.

Bien, sabes que Los Ángeles es muy grande, quizás estábamos en la misma ciudad y aun así a horas de distancia por el tráfico. ¿Sabes cómo llegó Batgal a mi casa?  Vino en bicicleta. ¡Estaba a solo 15 minutos! ¡Es imposible trasladarse en esta ciudad sin un automóvil! Esa fue la primera coincidencia que experimentamos en su viaje a Los Ángeles.

Después Batgal me comentó sobre uno de los eventos en los que participó mientras estaba en Los Ángeles. Fue un evento de las Mujeres de Corazón Valiente, y me contó lo que estaban haciendo para unir a las mujeres palestinas y a las judías, tenían la misma inspiración de trabajar con mujeres que yo había tenido durante años, ¡y ya lo estaban haciendo!

Recuerdas cuando te dije que estaba organizando mi Campaña de Paz, que tenía bien claro que esto era algo que no podía hacer yo sola…

El día que venía a Tel Aviv, Laurie de Mujeres de Corazón Valiente me llamó y me dijo: “Deberías reunirte con Tamara.”

Le envié un correo electrónico a Tamara de Moscú en el que le informaba que venía a Tel Aviv y que quería conocerla. Me respondió de inmediato. El primer día que estuve en Israel me escribió y me preguntó si podíamos almorzar ese día pero yo ya tenía planes con Yael, mi organizadora. Le propuse que nos encontráramos para tomar un café después. Estuvo de acuerdo.

Yael me vino a buscar a mi hotel, ambas decidimos almorzar en la playa, pero Yael comenzó a caminar en una dirección y yo sugerí ir en otra. Cuando llegamos al restaurant nos íbamos a sentar en a una mesa pero luego decidimos sentarnos en el otro extremo del salón. Comenzamos a hablar, pedimos la comida y continuamos charlando. De pronto, la persona que estaba sentada en la mesa junto a la nuestra se acercó y me dijo: “¿Eres Mabel?” Sí, lo adivinaron, ¡Era Tamara!

¿Cuántas posibilidades hay de que, sin arreglarlo, termináramos sentadas una junto a la otra, en el mismo restaurant en la playa de Tel Aviv? ¿Lo organizó Dios o qué?

Tamara asistió a mis seminarios Ho’oponopono y además compartimos momentos muy agradables en Israel, mientras que conocíamos a otras mujeres y grupos interesantes. Me aseguré de conectarla con personas que conozco y que creo que la pueden ayudar en su GRAN Misión allí.

Aquí está la entrevista que le hice a Tamara en Tel Aviv. Ella les explicará mejor que yo qué es lo que las Mujeres de Corazón Valiente están creando y organizando en el Medio Oriente. ¡Esto es GRANDE!

Nota: Recuerda activar los subtítulos

Sé que todo esto es muy interesante Y lo estoy compartiendo contigo para que lo tengas presente y puedas participar.

Por favor, deja tu mensaje aquí abajo si quieres traer Paz y hacer algo importante, nosotros nos conectaremos contigo y te mantendremos informada sobre las oportunidades

Para más información sobre Mabel

Para más artículos

Click en los enlaces para ver Parte#2 y Parte#3

Como traer más Paz al Mundo – Dr. Pat Allen es entrevistada por Mabel Katz

Click en «Captions» para ver subtítulos en español

This entry was posted in Articulos de Paz and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

43 Responses to Ho’oponopono – Paz y mujeres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *