El símbolo de la Flor de Lis

Durante mis viajes a Israel, siempre veía el signo de la Flor de Lis sobre la espuma de los capuchinos. Aunque esto me impresionaba, le di poca importancia hasta mi último viaje por allí. 

Un día estaba almorzando sola en la playa de Tel Aviv, cuando el camarero me trajo un capuchino, y ahí la vi con total claridad. Sentí piel de gallina y me pregunté: «¿Esta es una herramienta de limpieza?» Luego la sensación fue aún más fuerte. Sentí muchos escalofríos en todo mi cuerpo, mientras me preguntaba si estaría bien compartirlo con las demás personas. ¡Más escalofríos! Estas sensaciones no son muy comunes en mí (recuerden que soy argentina, judía, contadora y de virgo). Debido a todo esto siempre estoy trabajando con mi intelecto, pero, en este caso, ¡estaba segura de que el Universo intentaba decirme algo!

No había ninguna duda en mi corazón de que se trataba de una herramienta de limpieza, pero decidí confirmarlo con Ihaleakalá, ya que quería estar segura (tenía curiosidad). En otros momentos había obtenido mis propias herramientas de limpieza a través de la inspiración, pero sabía que esta era diferente y especial. Cuando le pregunté a Ihaleakalá, esta fue su respuesta:

La Flor de Lis es un proceso de limpieza que libera las memorias de los derramamientos de sangre, de la guerra constante y la esclavitud de ideas, lugares, situaciones y creencias que, a su vez, causan guerra constante. La forma de usarla es «Yo pongo la Flor de Lis sobre la situación». -POI, IHHL

Más tarde, ese mismo día, me envió otro e-mail que decía: «¡Nuestras mentes están en guerra constante con nosotros mismos!»

Sí, creo que las peores guerras son las que se encuentran dentro de nuestra cabeza. Nuestros pensamientos, creencias, opiniones y juicios de valor son nuestros peores enemigos. Todo lo que vemos es, a través de nuestras propias percepciones, aquello que decidimos creer que estaba bien o mal. Si tú estás bien, todos estarán bien. La Paz comienza contigo. Por favor, no dejes que el intelecto te convenza de que es más fácil sufrir y preocuparte que repetirte mentalmente «Yo pongo la Flor de Lis sobre la situación».

Todos necesitamos que nos lo recuerden y como dice Ihaleakalá: «¡Necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir!», por lo tanto, puedes ubicar la foto que ves aquí en tu casa o trabajo para recordarte de hacer la limpieza y para que te apoye en tu camino. También puedes ponerla en tu página web para que te ayude a ti y a otros con la limpieza. Cuanto más soltamos y damos permiso a Dios, mejor para todos nosotros, y cuanta más gente esté limpiando, mejor para todos nosotros también. Todos nos beneficiamos. ¡Lo que se borre de ellos, se borrará de nosotros!

¡Disfruta de la Paz más alla del entendimiento!

Mabel Katz

La Flor de Lis es el símbolo de los nuevos tiempos, de la nueva era, de lo que está naciendo y comenzando a suceder en nuestro amado planeta.

 Las nuevas ideas que estamos sacando a la luz, recreando y co-creando, poniendo en nuevas palabras que incluyen el oculto y evidente conocimiento de la humanidad y del Universo. Estas ideas ya han sido creadas en algún espacio y tiempo, en la evolución de la humanidad y ahora se han convertido en Seres con corazones puros y energía pura.

La Flor de Lis es la portadora de un mensaje:

Prepárate para darle la bienvenida a la Nueva Era, la Era donde prevalece la Energía.

Flor-de-Lis

Devoción

La experiencia de “Sacralidad” es esencial para poder ingresar a otro estado de conciencia. Esta es una “flor emblema”. Hay una doctrina antigua y secreta detrás de tal emblema. Existe un símbolo en la firma de esta sagrada flor. Un símbolo antiguo…un secreto que solo los iniciados conocen. El secreto de la “sacralidad”.

Cada persona percibe aquellas cosas que pertenecen al más alto nivel de conciencia al cual tiene acceso. Los labios de Sabiduría permanecen cerrados ante lo profano. Pero la flor está allí perfecta y armoniosa para simbolizar “sacralidad”, para otorgarnos acceso a ello. Y no se niega a sí misma, ella es toda devoción. Solo es suficiente “observarla”.

El Ángel del Paraíso rescata la memoria ancestral de la raza, el anhelo de la perfección, se viste como una flor, desciende a la Tierra y se muestra a sí misma, imperceptiblemente, pero sí se muestra a sí misma… No soy un Ángel Caído, soy un Ser Elevado descendiendo a través de una flor y les mostraré a cada uno lo que puede ver… Revelaré lo que cada uno pueda soportar… porque la verdad es a menudo insoportable. Es una luz cegadora. Entonces, cada uno regula el flujo de energía y recibe tanto como pueda asimilar. La doctrina Lis es un secreto que solo los hermetistas antiguos conocen.

Sabiduría, experiencia en sabiduría, esta es la cualidad de la flor. Te ayuda a acercarte a la “sacralidad”. A acercarte a una Mayor Verdad, a una espiritualidad consciente y a comprender la Sabiduría Hermética Planetaria.

Tú… tú quien lees, tú quien escuchas… ¿Aún eliges la dualidad? ¿O prefieres avanzar?

Todo lo que el ser humano ha experimentado y está registrado en su código genético tiene que ser removido para que su conciencia interna pueda ser liberada. Es allí donde el potencial de esta mutación es dinamitado, transformando e irradiando en la proporción y vibración adecuada para cada miembro del reino animal.

Además de otros significados, la Flor de Lis es un símbolo esotérico que ha actuado mucho desde los niveles sutiles de conciencia, transmutando situaciones desarmonizadas que podrían haber sido más trágicas aún.

Una de sus funciones es estimular internamente la formación de patrones esotéricos utilizados para captar el ropaje del nuevo hombre (aparición de la 5ta. raza).

La Flor de Lis enseña que el espíritu tiene el deber de servir al mundo espiritual; el alma sirve al mundo intuitivo; y el yo exterior sirve al mundo de las formas.

La forma de la Flor de Lis:

brujula

Si observamos la flor podemos ver que tiene la forma de una brújula, apuntando hacia el lugar correcto, el norte, la rectitud, la orientación segura. Vista de lado, luce como un pájaro volando, simboliza el Fénix, el comienzo de la muerte y la resurrección. La paloma, el Espíritu Santo.

 

 

Tiene seis pétalos, tres en la parte superior y tres en la inferior. Estos forman dos tetraedros que se entretejen y simbolizan la Trinitaria correspondencia entre el cielo y la tierra. En el centro, donde se unen las partes superior e inferior, la flor posee un anillo que representa unidad y fidelidad entre el cielo y la tierra.

 

 

El eje central, que forma una espada con dos lados cortantes, un arma de doble filo, nos recuerda cómo usarla y sus consecuencias. El pétalo central superior representa el cielo, los deberes celestiales. El pétalo inferior central, representa la tierra, los deberes terrenales.

 

Los dos pétalos superiores son los ojos de Dios, con visión periférica en alerta y el equilibrio de las fuerzas opuestas. El pétalo derecho inferior el logro del equilibrio de las fuerzas opuestas y el de la izquierda nos recuerda el servicio al prójimo.

 

Las tres hojas inferiores de la Flor de Lis se refieren a los tres estados fundamentales del Ser, que el trabajador espiritual tiene que alcanzar e integrar antes de alcanzar los tres estados superiores del Ser representados por las tres hojas superiores de la Flor de Lis una vez que ésta haya atravesado la franja central.

 

 

AMOR CRÍSTICO: La hoja inferior izquierda representa el Amor Crístico.

 

 

Esta relación forma y consolida una columna de alineamiento y equilibrio de los tres chacras inferiores, cuya fuerza y estabilidad es necesaria para mantener nuestro corazón abierto intensa y permanentemente. La consolidación de esta “columna de poder” sucede luego de nuestro correcto acuerdo e integración en la realidad humana terrena, debido a nuestro conocimiento de la corriente energética vital que permanentemente recibimos de la Madre Tierra y que nos permite permanecer vivos.

 

Permite que el símbolo de la Flor de Lis te recuerde hacer la limpieza y soltar la programación negativa.

Trabajemos juntos para liberarnos de la esclavitud de nuestras creencias, opiniones y juicios de valor. Simplemente, copia y pega el código que se encuentra debajo y colócalo en tus sitios web, consigue que otras personas hagan lo mismo y así podremos crear una epidemia de PAZ Y AMOR juntos. Recuerda, ¡La PAZ puede curarlo todo!

Para continuar compartiendo la campaña de paz, agrega la siguiente frase a tu firma para que aparezca al final de todos los correos electrónicos que envíes: 

Creo en que la PAZ comienza CONMIGO.

 ¡Únete a mí en la campaña de paz mundial!

 pazinteriorESpazmundial.com